Ir al contenido principal

Entradas

Mostrando entradas de abril, 2016

"Ser feliz era esto"

Ayer por la noche me acerqué -como todos los años- a la Feria del LIbro porque quería escuchar la mesa de : “Fútbol e Identidad”, organizado por la Dirección General de Convivencia en la Diversidad de la Subsecretaría de Derechos Humanos. GCBA. Participaban la Prof. Mónica LIzzardo de la asoc. "Salvemos al fútbol", el  Dr. Ariel Gelblung de Centro Simon Wiesenthal y uno de mis escritores preferidos -y admirado, por supuesto- Lic. Eduardo Sacheri.

En la charla pude conocer el trabajo que vienen realizando las dos instituciones para erradicar la violencia, la corrupción y la discriminación en los estadios y, también, claro está, en el ámbito del fútbol (que para combatir a las barras tendría que extenderse a la política partidaria por el gran -y mal- uso que hacen de esta manga de forajidos e imbéciles que dicen ir alentar en las canchas a sus equipos pero solo buscan el "negocio sucio", como muchos de los directivos, políticos, sindicalistas, la policía y un largo …

Una de las tantas historias de mi barrio: la quinta Rocca (Burzaco)* por Juan Pablo Gómez (escrito en Mayo de 2014)

Desde que me mudé a Burzaco, a finales de 2005, uno de los lugares que más atracción me produce –y son muchos los que me gustan y disfruto en  esta bella zona- es la quinta Rocca. Ese  “muro” natural de eucaliptos, pinos y otras especies durante mucho tiempo ocultó a la vista de quién pasaba por su frente, la belleza de su interior. Y una de esas tantas miradas, era la mía.

Recuerdo que varios años antes (1993) vine a visitar a un amigo que conocí en el servicio militar. Yo vivía en Remedios de Escalada. Y... lo que son las cosas, en ese entonces para ir a su casa me bajé en Av. Espora, frente a  Corimayo,  a la altura del cementerio Gloriam. Descendí del "san vicente", y empecé a caminar "barrio adentro”. 
En un momento de la tarde, lo acompañe a comprar algo de mercadería y me llevó hasta la iglesia de Nuestra Señora del Tránsito, donde él concurría.
También recuerdo que me llamó la atención la construcción tan antigua, la plaza y la esquina de 25 de mayo y Lahille …

¡Cómo me alegré!

Se los aseguro. Me puse contento como si lo hubiera ganado un amigo.

Sacheri ganó el premio "Alfaguara" por su nueva novela "La noche de la usina".

He leído casi todos su libros y los he disfrutado al máximo. Un autor tan humilde como notable. Gran observador y narrador de historias mínimas, de historias cotidianas que tiene la habilidad de contar a lo grande historias pequeñas. 

Los que no tuvieron el gusto de leerlo, se los recomiendo: "Papeles en el Viento", Araoz y la Verdad", "La pregunta de sus ojos", "Los dueños del mundo", entre otros. Y sus cuentos, que no tienen desperdicio. Muchos se van identificar, van a rememorar su infancia y juventud...van recordar la calle, el potrero, los juegos, la escuela, los amigos. Y no van a dejar de conmoverse en más de una de sus historias. 

Eduardo Sacheri. Un tipo simple, que tiene códigos -y los respeta-, que vive  en el oeste del gran Buenos Aires, un profesor de Historia que no ha dejado…