Ir al contenido principal

Burzaco. La Plaza Manuel Belgrano

Un poco de historia

La plaza Manuel Belgrano es la principal de Burzaco. Está ubicada a dos cuadras de la estación del ferrocarril (lado Oeste) entre las calles E. de Burzaco, 25 de Mayo, Amenedo y Quintana.

Como toda plaza principal está rodeada por la iglesia (Inmaculada Concepción, sobre E. de Burzaco), la escuela (Nro. 3 Bernardino Rivadavia, sobre 25 de Mayo) y, en este caso no la intendencia pero si una delegación municipal (en la calle Quintana). La excepción es la comisaría que actualmente se encuentra sobre la calle Roca.



Fachada de la iglesia "Inmaculada Concepción"

Fue la familia Burzaco quienes, con fecha 27 de noviembre de 1901, donaron las tierras (cuatro terrenos) para que allí se construya la plaza, una iglesia y dos escuelas.
La iglesia se inauguró en 1909 (cumple su centenario), pero la piedra fundamental se había colocado en 1905 y la escuela comenzó a funcionar en este lugar en 1924, pues en su origen estuvo en el pueblo de Ministro Rivadavia (el más antiguo del partido).

Se podría decir que la plaza, tal como la conocemos ahora, fue tomando forma a partir de 1937 cuando un grupo de vecinos conformaron una comisión con el objetivo de realizar un monumento, en su parte central, en homenaje a la Bandera Nacional. Y fue el 25 de Mayo de 1938 cuando se colocó su piedra fundamental. El diseño y construcción del mismo estuvo a cargo del escultor Claudio León Sempere (1) y del Sr. Francisco Blumetti.

Como todo proyecto popular, se necesitó de la colecta de fondos para concretarse y, lógicamente, llevó tiempo. Colaboraron distintas instituciones de bien público locales y de los pueblos de los alrededores. Cinco años después, el 25 de julio de 1943, se inauguró. Lamentablemente, Claudio L. Sempere, su escultor, no lo vio terminado porque falleció el 15 de octubre de 1942.


Fuente foto: Instituto Belgraniano A.Brown

El monumento mide 23 metros hasta la punta del mástil. Su base tiene 5 metros de lado y 8 metros de altura, y está revestida en mármol travertino, traído de Mendoza. En la parte superior de dicha base, custodiando el mástil y la insignia patria, se instalaron dos cóndores -uno mirando hacia el Norte y el otro hacia el Sur- realizados por el escultor, con el bronce de la Fragata ARA 25 de Mayo que fuera fundido en la Base Naval Río Santiago. Cada ave tiene una altura de 1,80 m.


Considerando que el monumento a la Bandera de la ciudad de Rosario, Pcia. de Santa Fe (el más conocido), fue inaugurado en el año 1957, y que dos monumentos a la enseña Patria existieron antes de 1942 pero hoy no quedaron vestigios ( uno en las provincia de Salta y el otro también en Rosario) se considera al de nuestra ciudad de Burzaco como el “Primer Monumento a la Bandera del País”. De hecho, el 31 de mayo de 2006, la Cámara de Diputados de la Provincia de Buenos Aires aprobó el proyecto presentado por, en ese entonces diputado y hoy intendente, Dario Giustozzi, de declararlo Monumento Histórico (http://www.hcdiputados-ba.gov.ar/proyectos/06-07D11660.doc.).

El primer nombre de la plaza fue “Libertad”, luego se rebautizó como “Manuel Belgrano”. En el año 1985 se inauguró en la plaza el Primer Museo Abierto del país que fue bautizado con el nombre de Claudio León Sempere (existe el museo de igual nombre). Instalándose numerosas esculturas alrededor del monumento a la Bandera, que han corrido distinta suerte de conservación

La plaza hoy.
Aunque breve la reseña histórica, resulta suficiente para saber por qué la plaza Manuel Belgrano es considerada la más importante de nuestra ciudad. ¿Pero es mantenida y cuidada como tal?, y la pregunta no solo va dirigida a los responsables de la municipalidad sino también a los habitantes de Burzaco.

Debo reconocer que de un tiempo –más bien reciente- a esta parte hay un buen mantenimiento en cuanto a limpieza y césped tanto en las plazas como en distintos lugares del centro y alrededores de Burzaco. Evidentemente los reclamos realizados por los vecinos –uno de los más frecuentes- dio sus frutos.

Las reglas básicas para la limpieza de los espacios públicos son dos: no ensuciar y tener a mano siempre un lugar para arrojar los papeles y descartables; por eso es una responsabilidad compartida. En un tiempo la falta de canastos para los residuos obligó a un grupo de vecinos y comerciantes agrupados en la Comisión Revalorización de Burzaco a realizar una campaña poniendo en las puertas de los negocios baldes o tachos para suplir la omisión municipal. Hoy esta falencia pareciera revertirse, porque varios son los cestos que han instalado. También son varias las cuadrillas de personas que trabajan para la Municipalidad realizando distintas tareas de limpieza, incluso los días domingos.

Está en nosotros, los ciudadanos, exigir que éste mantenimiento sea sostenido en el tiempo y no solo una acción con fines de obtener votos en las próximas elecciones.

Volviendo a la plaza Belgrano, se puede observar que el monumento a la bandera tiene varios graffitis en su base; sobre el mármol travertino. Se suele hacer una lavada de cara toda vez que se realiza el homenaje al prócer que da nombre a la plaza.




"Desde el ombú"

En estos últimos 3 años, al menos, no he visto flamear -excepto en los actos del 20 de junio- la bandera nacional (al fin y al cabo es un monumento a ésta); el Instituto Belgraniano de Alte. Brown había donado una bandera para ello.

En cuanto a las esculturas que hay alredor del monumento, algunas se encuentran todavía en buen estado pero otras han desaparecido (igual que varias de las placas).

Los juegos tienen ya sus años; y si bien todavía son usados están bastante deteriorados (Hay un tobogán, tres o cuatro hamácas y tres subi-bajas) Se hace necesario su recuperación o reemplazo y también el agregado de otros nuevos, ya que son insuficientes.

Vista de los juegos

A diferencia de la mayoría de las otras plazas de Burzaco, ésta tiene su tradicional calesita que se instaló allí en el año 1993. Previa a ésta ubicación estaba sobre la calle E. de Burzaco, en un lote en frente y en diagonal al cine, casi llegando a la calle Roca (hoy hay locales comerciales) pero venía de un largo derrotero (Longchamps, San José, Glew) que había iniciado su calesitero, el Sr. Adolfo Pechemiel, en el año 1969. Hoy a la calesita la opera su hijo (ya hablaremos sobre su historia).
Varios de los hermosos árboles de ésta plaza son centenarios, destacándose el ombú, en su parte sur. No encontré registro de su antigüedad todavía, pero pasa fácilmente los cien años. Pasar por su tronco y subir a sus gruesas ramas también es uno de los juegos preferidos de los chicos.



La plaza Manuel Belgrano tiene historia, y es un emblema de la ciudad de Burzaco. Punto de encuentro y de juegos. Disfrutémosla y cuidémosla. Sin dudas, que es por el bien de todos.

Notas:

(1) Claudio León Sempere nació el 11 de abril de 1896 en San Antonio de Areco, hijo de valencianos, de jóven fue junto a sus padres a Valencia donde estudió escultura en la Real Academia de San Carlos y aún siendo adolescente obtuvo premios en diversos salones de España. En el país obtiene el 2ºPremio del Salón Nacional de 1919, (el 1ºPremio fue declarado desierto), con su obra “Senectud”. En 1920 el Museo nacional de Bellas Artes, adquiere otra de sus obras: “Primeras pieles”. De 1939 a 1940 fue nombrado en la Ciudad de Buenos Aires Vocal de la Junta Asesora de Museos. En nuestra localidad fue miembro fundador de la Sociedad de Fomento Burzaco Este y desde allí propició la promulgación de la ordenanza que pone nombre de artistas argentinos a las calles del barrio, años mas tarde, despues de su prematuro fallecimiento, la calle donde el vivía fue renombrada como Claudio L.Sempere en su homenaje. Fue profesor en el Colegio Nacional Almirante Brown, Escuelas Raggio y la Escuela de Mecánica de la Armada. Algunas de sus obras son el busto de Olegario V.Andrade, que se encuentra en el Rosedal; la escultura de Vicente López en la plaza principal de Olivos; Monumento a Hipólito Yrigoyen, en San Antonio de Areco, Busto del Dr. Gismondi para el Hospital Lucio Meléndez de Almirante Brown". Estaba casado con Oka Ovejero, también escultora, con quien compartía su taller en Burzaco, dando clases a los alumnos de la zona. Muere, como ya mencionamos, prematuramente el 15 de octubre de 1942 sin poder ver inaugurado el Monumento a la Bandera, para el cual había proyectado algunas alegorías que hubieran sido colocadas en la base del mismo en ambos laterales
(Extraido de
http://webs.sinectis.com.ar/~ndiloren/burzaco/bandera.htm)

Bibliografía consultada:
- " Burzaco, mi Ciudad". Lic. Silvana Rodriguez, Centro Comunal Burzaco (Junio 2008), Gobierno Municipal de Alte. Brown.
- "Historia Popular de Burzaco" Tomo I. Daniel A. Chiarenza. Ed. del autor. 2009. (danich45@hotmail.com)
-http://www1.hcdn.gov.ar/dependencias/ccultura/proyectos/dip_proy_fund/84_d_08.html
-Monumento a la Bandera, Lic. Silvana Rodriguez (http://webs.sinectis.com.ar/~ndiloren/burzaco/bandera.htm)
-"Instituto Belgraniano de Alte. Brown"
(http://www.manuelbelgrano.gov.ar/Filiales/instituto_almirante_brown.htm)

Comentarios

Entradas populares de este blog

Burzaco. Quinta Rocca. Algunas fotografías recientes.

Para que negarlo, la quinta Rocca es como un imán para mi. Su amplio frente y frondosa arboleda que poco deja ver la gran casona en su interior, me atrapa y despierta en mi mente sin fines de historias.

La quinta Rocca está ubicada en la Av. Espora al 4.200, a metros de la intersección con Av. Monteverde (ruta 4), conocida como la rotonda del vapor.
En este último tiempo la quinta Rocca saltó a la "fama" porque el predio fue comprado en el 2007 por la Municipalidad para construir ahí la futura Universidad de Alte. Brown. Voces a favor como en contra de este proyecto se levantaron luego de conocerse la noticia. Éstas últimas no objetaban la creación de una casa de altos estudios, que bien le viene al partido sino el lugar elegido. Porque la quinta es un gran pulmón verde, que conserva su variedad de arboles y plantas cuyo paisaje fue diseñado, dicen, por el francés Carlos Thays (1849-1934) , el gran paisajista que también diseñó los bosques de Palermo y el Jardín Botánico, …

(Burzaco) Rotonda "El Vapor": De nombres, palmeras y helicópteros.

¿Sabía usted por qué le dicen "El Vapor"?. La licenciada Silvana Rodriguez (citada también en otras entradas anteriores) nos trae la respuesta:

El cruce de las actuales Avenidas Espora y Moteverde, conocido como “Rotonda El Vapor”, tiene una historia interesante. Este cruce es conocido desde principios del siglo XIX, ya que se trata de los caminos más antiguos que tenemos. En ese entonces una de las industrias más importantes eran las graserías, donde se manofacturaba parte del ganado que se carneaba en las estancias mucho más al sur; estas graserías eran conocidas como “vapores”, por las emanaciones de sus chimeneas. Así a principios de 1800 una grasería se instala en las inmediaciones de este cruce y con el tiempo se empezó a conocer como cruce del “vapor”, actualmente “Rotonda El Vapor”. A principios del siglo XX se confunde este nombre, la grasería ya no existía, con El Vapor de la Carrera, barco que cruzaba el Río de la Plata uniendo la ciudad de Buenos Aires con Colonia…

Explotación de los recursos naturales o... "El Embudo", un himno

Marcelo Berbel (1925-2003), músico, prolífero escritor, folklorista y poeta de la Patagonia, autor del himno de la Provincia de Neuquén, ha escrito -entre muchas otras cosas- "El Embudo" que hace referencia a la explotación de nuestros recursos naturales y los "beneficios" que éstos traen a sus explotadores…generalmente empresas extranjeras (que responden en buena medida a sus países de orígenes) y que actúan con total libertad (no, mejor dicho, impunidad), amparadas y (no) controladas por varios de los gobiernos provinciales mediante arreglos poco claros como nada beneficiosos para los habitantes de esas regiones y, mucho menos, para nuestra tierra. Y los gobiernos nacionales de turno no fueron ni son ajenos a éstos sucios manejos. Tan sucios y repudiable como la contaminación que genera muchas de las formas utilizadas para la extracción de estos recursos.

León Gieco le puso música a "El Embudo" (Homenaje a la Patagonia) y, en buena medida, lo popularizó…